Madres Paralelas: una madre de día, la experiencia del rodaje y visibilidad mundial

Fotos: Ainhoa Limón (Casita En Amores) / Arancha Cuéllar (La Casita de Pez Austral)

La película Madres Paralelas de Pedro Almodóvar ha mostrado al mundo a las madres de día, un gran impulso que en la profesión se está viviendo estos días con emoción y orgullo.

Las compañeras que hemos vivido esta experiencia en primera persona sabemos la enorme suerte que tenemos con que Almodóvar haya puesto sus ojos en nuestro trabajo y haya querido incluir al personaje en su último taquillazo, algo que, sin duda, redundará en que cada vez seamos más conocidas por la sociedad.

Tras visitar a comienzos de año varios nidos de compañeras y compañeros de la Red Madres de Día, finalmente el equipo de Almodóvar apostó por un espacio idóneo para grabar la escena de la madre de día que aparecería en Madres Paralelas: la Casita En Amores, de Ainhoa Limón, situada en Vallecas.

¡Menuda experiencia tan increíble!

Ainhoa supo la importancia de que el mundo entero conociera el enorme trabajo de las madres de día con la primera infancia, por eso le contó a Almodóvar, en primera persona, entre otras, su experiencia en escuelas de Berlín y cómo allí se tenía una mirada diferente hacia la infancia enfocada al apego seguro y a las necesidades básicas de cuidado.

¡Aquí imágenes del rodaje y de Ainhoa con el director y la protagonista!

La escena rodada en su hogar es cortita y muestra a Janis, la protagonista interpretada por Penélope Cruz, llegando a la casa y siendo recibida por una madre de día. Ella, algo desconfiada en general, elige esta opción de cuidado después de su mala experiencia con una au pair.

La madre de día le tranquiliza asegurándole que su bebé se queda en buenas manos. Un guiño a la profesión es cuando el personaje decide dejar al bebé en el suelo y hablar de movimiento libre y posturas no forzadas.

El personaje tan solo aparece en esa escena, si bien está como hilo invisible en toda la película, porque sabemos que la niña va creciendo y sigue yendo a la madre de día.  Dos veces se nos nombra en una película de repercusión mundial, ¿podemos estar más contentas?

Pero, ¿cómo se gestó todo?

Hace exactamente un año, en octubre de 2020, en plena pandemia, y con el guión aún en el aire, la productora El Deseo se puso en marcha buscando un lugar en el que la protagonista de la película, una madre soltera, debería dejar a su hija recién nacida, una vez se incorporara a su trabajo como fotógrafa. Y ese lugar, al principio, era un lugar incierto, aunque la idea en mente es que fuese un lugar íntimo: ¿escuela pequeña o madre de día?

Así, la productora de El Deseo contactó con La Casita de Pez Austral, mi nido, en busca de información sobre las madres de día.

¡El mismísimo Pedro Almodóvar quería documentarse por sí mismo! Palpar en primera persona nuestro trabajo.

¿Lograría convencer a Pedro Almodóvar?

Sabía que era una gran responsabilidad, pero que solo tenía que ser yo misma y convencerle de lo que yo ya estoy convencida: somos la mejor opción.

Él no tenía nada claro que ése fuese a ser el personaje finalmente. Entró sin saber muy bien ni lo que hacíamos, ni si estábamos reguladas, ni cuántos niños podíamos tener en la casa, ni nada de nada. Pero después de mostrarle mi proyecto, el trabajo que hacemos con los niños y niñas de 0 a 3, el hogar, el cuidado tan personalizado que ofrecemos y la atención de calidad y la profesionalidad, lo tuvo claro:

«Almodóvar ha decidido que la protagonista llevará a su hija a una madre de día», me confirmaron a las pocas horas desde la productora.

Dicho y hecho.

Lo que sucedió después, ya lo sabéis.

Y ahora, a ver Madres Paralelas, la película que sin duda nos ha impulsado a seguir dándonos a conocer… ¡ahora a nivel mundial!

Deja una Respuesta

Acepto la política de privacidad *